Periodismo punk

Un periodista aburrido es un espécimen peligroso. Ante el primer descuido se pone a escribir pelotudeces, sobre todo desde que los blogs dejaron de ser una aventura y se transformaron en esa porquería molesta que aparece cuando se está buscando otra cosa.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario