SUBE, parásito

El spot de Presidencia dice que la culpa es tuya y, en cierta medida, tiene razón. Pero empecemos por las falacias que son lo más divertido.
Hace dos años y medio te avisaron que se iba a empezar a implementar la tarjeta SUBE. Pero si en el 2009 ibas con la tarjeta, en el colectivo se te cagaban de la risa y en los trenes, salvo que el guarda la pudiera “picar” no servía para nada. En resumidas cuentas, era una tarjetita para mostrársela a los amigos y familiares, sin mayor utilidad. En los subterráneos, más que la SUBE se utilizaba la tarjeta monedero o la Subtecard, y al tener la misma función, ¿para qué alguien querría otra cosa de lo mismo? Pero recordemos, dicen que la culpa es tuya y, en cierta medida, tienen razón.
¿Cuándo empezó a funcionar la tarjeta SUBE en los colectivos? A partir de que se puso una pena, que era la de poder viajar gratis. En los trenes, ni noticias. En los subtes, seguían tres tarjetas con funciones homólogas.
¿Tuviste casi tres años para sacar la SUBE? Sí, esto es verdad y la culpa es tuya. También es tu culpa que seas un “parásito” y que te amontones cinco horas en una cola interminable porque no querés soltar la larga (y ya fláccida) teta del Estado que te subsidia uno o dos pesos del viaje diario. La falacia está en que te ocultaron información, más allá de que seas o no un “parásito”, si te hubieran dicho desde el principio que dos años después no te iban a subsidiar los viajes, quizás no te estarías derritiendo bajo el sol del mediodía.
Parafraseamos, “¿Cómo somos los argentinos, no?”. Fail. Cómo son los porteños y los bonaerenses, ya que, esa metonimia del porteño por el argentino es medio injusta. La tarjeta SUBE es válida para Capital Federal y Provincia de Buenos Aires. Si usted vive en Córdoba, hace rato que se jode y paga 2,50 pesos, salvo que viva en Santa Fe, donde se paga más. Será entonces, por la distribución demográfica o por la parte azarosa del arte de joderse, que al no ser de Buenos Aires (provincia o capital) la gente ya es menos argentina, o menos gente… quién sabe, ¿alguien sabe? ¿Por qué se subsidia el boleto en Buenos Aires y no, digamos, en Ascochinga? ¿Es por la cualidad de permanecer en estado parasitario?
Que te saquen los subsidios está bien. Que haya que demostrar que esos subsidios se necesitan, está mejor. Alguna voz trasnochada y estúpida dirá que eso es tener que sacar “carnet de pobre” (creo que alguna vez se lo escuché a algún político opositor). Que esa voz sea trasnochada y estúpida, no quita que el concepto sea verdadero pero que la carga de sentido sea equivocada. Por supuesto que para tener un subsidio es necesario demostrar que se lo necesita. Aunque no tiene por qué ser necesariamente pobre. Pongamos un ejemplo. Si alguien no tiene agua corriente y utiliza energía eléctrica para sacar agua, ese subsidio es necesario por la desigualdad de condiciones en los servicios: se usa un servicio para suplir otro. Si otro no tiene gas y utiliza garrafa, es necesario que esa garrafa sea subsidiada porque es el Estado el que no cumple su función al no dar ese servicio. Pero esto, como dijimos, no es un recurso parasitario, es un ejercicio en el que se suple una carencia del Estado.
Quizás el único logro de la publicidad de Presidencia sea el de romper con la hipocresía y decir a las claras que para ellos la culpa es tuya y tratar de convencerte de tal culpa. Pero ¿la culpa es tuya? Es cuestión de fijarse… nadie tiene la culpa de ser lo que lo dejaron ser. No faltará un montón de gente indignada que diga a los gritos (preferentemente) que los chantas no son ellos, pero ese el problema con las partes: que los malos siempre son los otros. Por eso mismo, cuando lea, mire o escuche los medios recuerde eso de que estos lo que hacen es reforzar el lugar común ¿Y hay acaso lugar común más grande que pensar que uno nunca tiene la culpa?

No hay comentarios. :

Publicar un comentario