Bajalibros, entre otras otras cuestiones



Emocionado como si hubiese ido a una librería de verdad, compré, pagué y bajé “Esferas I. Burbujas” de Peter Sloterdijk en bajalibros.com, sólo para darme cuenta, luego de haber efectuado el pago y bajado el ebook que, a Bajalibros, no le gusta los Kindle (excepto la tableta Kindle Fire).

Que un ebook tenga DRM (Digital rights management o en español: “Gestión de derechos digitales”) que impide hacerle copias o imprimirlo, a esta altura, parece un exceso o, más bien, un chiste que pasó de moda. Que un portal para comprar libros no tenga todos los formatos, también.

Es decir, después de comprar mi ebook (que pagué algo así como 76 pesos o 7-8 dólares, como se prefiera), me veo en la necesidad de piratearlo para poder convertirlo al formato que utiliza mi lector.  Por 10 pesos más (9,9 dólares), lo hubiera comprado en Amazon y me también me hubiera hecho menos mala sangre.

Lo bueno es que aprendí a quitar DRM. Lo malo es que fue necesario. Después, sostengo lo que digo siempre, con haber comprado el ebook me ahorre 500 pesos, casi la mitad de lo que vale un Kindle (entre muchas otras excelentes opciones).