Tres poemas de Kazuko Shiraishi



MEDITACIÓN ARDIENTE

Soy una meditación que quema
Dentro guardo una isla acuosa
pájaros marinos y la luna llena
Alquilo un hogar a los cocodrilos del Nilo
Mi meditación no es agua azulada
sino rojo deseo
Creciendo en sus ojos
alimento los cocodrilos con un sol deleitable
y los dejo dormir
Vivo en una meditación que quema
oyendo la isla acuosa golpeada por las olas
callada silenciosamente

***

SER

hubo algo parecido en una cuesta amazónica
y en las selvas indonesias
voló ligeramente sobre sus alas
desvaneciéndose como vértigo después del segundo
viaje separados
pero existió realmente
como luz y sombra en cópula súbita
estremeciendo levemente el aire silencioso

***

LAGO AMARILLO

puedes pescar aquí peces deliciosos
y ponerlos en tu mesa
pero el lago es amarillo para ocultar su profundidad
los Indios que viven cerca del lago
también ocultan su fondo
quizás los peces vivan en sus ojos
o deliciosos espíritus canten al hervir con odio
las profundidades de sus ojos oscuros nadie puede ver
algo vive en el lago amarillo
sin mostrar su forma sobre la mesa

Fuentes:

Meditación ardiente (Arquitrave Nº 46, Cartagena de Indias, Diciembre de 2009).

Ser y Lago amarillo (Poesía contemporánea del Japón, Antología. Universidad de Los Andes. Tetsuo Nakagami y Yutaka Hosono)

No hay comentarios. :

Publicar un comentario