Pequeñas ideas | Luis Chaves (Vagón de Ostras)





Moribunda desde la mañana
terminó el cortocircuito de la avispa.

¿Se le llama cadáver
a eso que queda
del insecto muerto?

Desde el alto balcón de Friedenau
se ve pasar el río del calendario.

Una vez escribimos M I L F
 y ya nunca nos recuperamos.

Una vez, otra,
en la habitación oscura,
la lectura braille de pezones.

El rumor fluvial de los meses,
el aleteo supersónico de la Wespe

Tal vez es una exageración pensar
que, del barrio,
la nuestra es
la conciencia más tranquila.

La idea de un año
que cabe
en el exoesqueleto.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario