Tres poemas de Angel Guinda






LAS PALABRAS

Cada palabra pesa
todo lo que la vida
ha pasado por ella.

Hay palabras que viven,
palabras que dan vida;
hay palabras que mueren
y palabras que matan:
sólo algunas traspasan.

Cada palabra pesa
su paso por la vida.

EL POEMA

Escribir el poema
es estar, a la vez,
dentro y fuera del mundo
y de nosotros mismos.
Consentir que el asombro
nos sitúe y nos sitie;
descerrajar el aire,
atrapar los disparos.
Escribir el poema es sembrar el relámpago,
traducir el silencio,
atropellar la luz.
Ser poema es ser nada
si no hace vida en nadie.

OTRO MUNDO

Yo vine al mundo para destruirlo
Y, de las ruinas, levantar otro orden.

Pero la vida es un arma frágil,
Pero la muerte es indestructible.

Yo persigo la luz de lo profundo.


Claro interior, 2007. Ed. Olifante. 

No hay comentarios. :

Publicar un comentario