Tres poemas de Kenneth Rexroth (Bilingüe)



CONFUSIÓN
para Nancy Shores

Paso por tu casa en un lento amanecer bermejo,
Las persianas están bajas, y las ventanas abiertas.
La suave brisa del lago
Es como tu aliento en mis mejillas.
Todo el día camino en la lluvia intermitente.
Recojo un tulipán bermejo en el parque desierto,
Gotas brillantes se aferran a sus pétalos.
A las cinco es un color solitario en la ciudad.
Paso por tu casa en un atardecer lluvioso,
Puedo verte vagamente, moviéndote entre paredes iluminadas.
De noche tarde me siento ante una hoja en blanco,
Hasta que un pétalo bermejo tiembla ante mí.

(Versión de Laura Wittner)


ESPEJO VACÍO
Mientras estemos perdidos
En el mundo del propósito
No seremos libres. Aquí estoy
Sentado en mi choza
De pocos metros cuadrados.
Los pájaros cantan. Las abejas con su zumbido.
Las hojas se mecen. El agua
Murmura sobre las rocas.
El cañón me contiene.
Si me moviera, la rana de Basho
Saltaría hacia el estanque.
Durante todo el verano las hojas
Del laurel dorado cayeron en el vacío.
Hoy encontré
Una hoja de arce flotando
En el estanque. Por la noche
Me quedo mirando fijo el fuego.
Una vez vi saltar ciudades de fuego,
Pueblos, palacios, guerras,
Aventureros y sus aventuras,
En el campamento de una juventud.
Ahora sólo veo el fuego.
Mi aliento sale muy lentamente.
Las estrellas circulan sobre mí.
En la oscuridad transparente
Sólo un punto rojo que brilla
Persiste entre las cenizas.
Sobre la mesa hay una
Piel de serpiente y una piedra irregular.

(Versión de Laura Wittner)


ENTRE DOS GUERRAS
¿Recuerdas ese desayuno un día de noviembre:
Uvas negras heladas oliendo vagamente
al corcho en el que estaban envueltas,
pan frío con carne caliente y blanca,
y chocolate espeso endulzado con miel?
¿Y las fiestas nocturnas; el gin y los tangos?
¿Las rotas rejillas para el pelo, las perdidas cremalleras?
¿A dónde se ha ido todo,
las hermosas mujeres, las horas sin rumbo?
Nos decían que estábamos perdidos, que éramos locos
               e inmorales
y que interferíamos en los planes de los que tenían el poder.
Y hoy día, millones y millones, encerrados vivos
en los ataúdes de la circunstancia,
golpeando en la tapa de los féretros
apiñados en los sótanos de las ruinas, y disputando
su propia carne destrozada.

(Versión de Marcelo Pellegrini y Armando Roa Vidal)

***

CONFUSION
I pass your home in a slow vermilion dawn,
The blinds are drawn, and the windows are open.
The soft breeze from the lake
Is like your breath upon my cheek.
All day long I walk in the intermittent rainfall.
I pick a vermilion tulip in the deserted park,
Bright raindrops cling to its petals.
At five o'clock it is a lonely color in the city.
I pass your home in a rainy evening,
I can see you faintly, moving between lighted walls.
Late at night I sit before a white sheet of paper,
Until a fallen vermilion petal quivers before me.

EMPTY MIRROR
As long as we are lost
In the world of purpose
We are not free. I sit
In my ten foot square hut.
The birds sing. The bees hum.
The leaves sway. The water
Murmurs over the rocks.
The canyon shuts me in.
If I moved, Basho’s frog
Would splash in the pool.
All summer long the gold
Laurel leaves fell through space.
Today I was aware
Of a maple leaf floating
On the pool. In the night
I stare into the fire.
Once I saw fire cities,
Towns, palaces, wars,
Heroic adventures,
In the campfires of youth.
Now I see only fire.
My breath moves quietly.
The stars move overhead.
In the clear darkness
Only a small red glow
Is left in the ashes.
On the table lies a cast
Snake skin and an uncut stone.

BETWEEN TWO WARS
Remember that breakfast one November
Cold black grapes smelling faintly
Of the cork they were packed in,
Hard rolls with hot, white flesh,
And thick, honey sweetened chocolate?
And the parties at night; the gin and the tangos?
The torn hair nets, the lost cuff links?
Where have they all gone to,
The beautiful girls, the abandoned hours?
They said we were lost, mad and immoral,
And interfered with the plans of management.
And today, millions and millions, shut alive
In the coffins of circumstance,
Beat on the buried lids,
Huddle in the cellars of ruins, and quarrel
Over their own fragmented flesh.

2 comentarios :

  1. Había leído muy poco sobre él, gracias por acercar siempre algo más de poesía...
    Me quedo con el espejo vacio

    ResponderEliminar
  2. Había leído muy poco sobre él, gracias por acercar siempre algo más de poesía...
    Me quedo con el espejo vacio

    ResponderEliminar