Un ejercicio



Ahora que la intemperie es todo
que la crisálida pende de mi espalda con un piolín
vuelvo cabizbajo
a una casa que no existe
en un barrio que no existe
con la angustia demorada, perpleja.

Ahora es intemperie, todo.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario